Derechos Humanos | Principios Rectores

Derechos Humanos

En Telefónica estamos comprometidos con el respeto y la promoción de los derechos de todas las personas. Trabajamos proactivamente para evitar cualquier abuso relacionado con nuestra actividad o la de nuestros socios comerciales.

Los derechos humanos deben ser respetados en cualquier situación tanto por nosotros como por nuestros proveedores, ya sea cuando desplegamos redes de telecomunicaciones o usamos tecnologías como la Inteligencia Artificial.

Conoce los “Principios rectores para empresa y derechos humanos

Nuestros principales desafíos son la privacidad, la libertad de expresión e información, la igualdad, las condiciones laborales, la seguridad y salud, y el respeto al medioambiente.

Para avanzar es necesario el impulso del nivel más alto de la compañía. Por eso, el máximo responsable es el Consejo de Administración de Telefónica, la Comisión de Sostenibilidad y Calidad se asegura de que cumplimos los objetivos de derechos humanos recogidos en nuestro Plan Global de Negocio Responsable.

Gestionamos posibles riesgos en DDHH

Realizamos evaluaciones de impacto a nivel global en materia de derechos humanos para identificar los impactos, tanto reales como potenciales, sobre los derechos humanos de nuestros productos, servicios, actividades empresariales y, de esta manera, trabajarlos. Además:

Llevamos a cabo evaluaciones de riesgo semestrales en materia de derechos humanos en todos nuestros mercados, de acuerdo con la Gestión de Riesgos Corporativos.

Hacemos evaluaciones de impacto especificas con foco regional o temático para tener una imagen más precisa.

Información y reclamaciones

En Telefónica hacemos un seguimiento periódico de nuestros riesgos y avances en derechos humanos, y cualquier persona puede plantearnos sus consultas y reclamaciones en el Canal de Consultas y Denuncias.

Política de Derechos Humanos

Promovemos el respeto de los derechos de los clientes y los empleados, y tratamos de contribuir al progreso de la sociedad. Conoce nuestra Política de Derechos Humanos